Por Pamela Toribio  

 

Publicidad

Entre los modelos de competencias que puede presentar un candidato a cualquier puesto de trabajo, se encuentran las relaciones interpersonales.

 

Con esto queremos decirte que una parte vital de que haya un buen clima laboral en tu trabajo eres .

 

¿Cómo puedo mejorar el ambiente laboral?

 

ambiente laboral

Publicidad

 

Todos hemos escuchado dentro de una empresa a colaboradores quejarse del ambiente laboral. Oyendo cosas como: “Aquí debe mejorar el ambiente” o “No hay compareñismo”. Así que, imagínate lo que piensan los gestores humanos cuando escuchan este tipo de comentarios.

 

Por eso, conversamos con la gestora de talentos y directora de Acurat, Janisse Del Villar, quien propone que lo veas de un modo objetivo.

 

Si bien es cierto que hay muchos líderes y compañeros que tienen múltiples oportunidades de mejora, también debes tener claro que no van a cambiar o al menos en el tiempo que tú necesitas. De igual manera, tu paz y armonía laboral no pueden depender del otro.

 

Publicidad

Se necesita tener muchos valores y crecer mucho, para poder ejercer el liderazgo eficiente.

 

Hay muchos “líderes por suerte” que tienen mucho dominio técnico en un tema, pero les falta mucha formación humana, o que son muy hábiles y obtuvieron ese puesto por “manejo social”.

 

La opinión experta de Janisse Del Villar

 

ambiente laboral

 

Si estás pasando esto, te toca a ti hacerte cargo de tu bienestar, crear tu ambiente y hacerlo con los recursos que tienes mano, que son precisamente tus compañeros de trabajo.

 

Entonces, ¿Qué debo saber?

 

Esto se logra muy fácil, anota:

 

  • Entender que eres parte de un equipo y que cada uno hace un trabajo importante. Respétalo.

 

  • Reconocer en los demás todas las fortalezas que tienen y dejárselos saber cada vez que puedas.

 

  • Apoyar, colaborar y sacar del vocabulario la frase, “eso no me toca”.

 

  • Hacer todo lo que quisieras que el otro haga, tratar a los demás cómo quiero que me traten.

 

Con un trato afable y empático, te garantizamos que podrás desarrollar una red de compañeros donde exista el apoyo, la colaboración. Así mismo, podrás crear una hermandad tan fuerte, que tu día a día será muy bueno a pesar de las “situaciones diarias”.

 

Lo mejor es que cuando eres buen compañero de trabajo, tienes un aliado en cada una de las empresas donde vayan esos amigos.

 

Y, por otro lado: ¿Qué debo evitar?

 

Es probable que alguna vez hayas vivido la experiencia de ser partícipe o víctima de rumores o chismes de oficina.

Los chismes están dentro de los hábitos laborales dañinos. Los chismosos, dedican mucho tiempo a hablar mal de la empresa y de otros compañeros. Especulan de la vida personal, de las decisiones de sus supervisores, de los planes de la empresa.

 

Estos pueden ocasionar a la empresa, entre otras cosas:

 

  • Pérdida de los mejores empleados, que deciden abandonar ese ambiente tóxico.

 

  • El tiempo que se invierte en chismes, es tiempo de trabajo perdido y por lo tanto pérdida para la empresa.

 

  • Daño al ambiente laboral, lo cual requerirá de una planificación e inversión de recursos, para recuperar el clima.

 

  • La empresa se queda con los empleados mediocres.

 

Algunas medidas que la empresa puede tomar al respecto son:

 

  • Identificar a los chismosos y desvincularlos.

 

  • Establecer el chisme como falta a las políticas de la empresa, lo que conlleva una serie de medidas. Por ejemplo, desde un llamado de atención verbal, hasta una visita de un inspector del ministerio de trabajo, y si es necesario hasta una desvinculación.

 

  • Ser claros y directos, informar a tiempo las cosas de forma responsable y precisa.

 

  • Manejar los chismes entre los implicados y de modo confidencial, con un árbitro imparcial, que puede ser alguien del departamento de gestión humana.

 

ambiente laboral

 

Algo que puedes hacer para mantenerte alejado de este tipo de situaciones es ser transparente y directo, pero con tacto y educación. Esto te hará una persona de confianza ante tus supervisores y un buen candidato a promociones.

 

Si estás siendo víctima de chismes, habla con tu supervisor. Si no hace nada, dirígete al departamento de Recursos Humanos. Y si tampoco hacen nada, ya sabes que es el momento de tomar una decisión respecto a la empresa.