Por Félix Rosa, coach de finanzas

Diciembre tiene muchos compromisos, entre ellos listas de regalos, cena del 24, ropa de año nuevo, fiestas, juntaderas, angelitos… La clave está en que lo veamos cómo un mes más, en el que cobramos el mismo sueldo. De esta forma, podríamos disponer del doble sueldo de varias maneras.

Publicidad

A continuación te presento cuatro escenarios en los cuales ubicar tu dinero. ¿Cómo elegir el más conveniente para ti? Piensa cuál de estas decisiones te acerca más a empezar al 2016 que quieres vivir.

¡Diciembre como es!

Este es el escenario por el que muchos se inclinan. Implica que diciembre es un mes excepcional y por eso hay que vivirlo como tal. Este escenario busca decirle sí a cualquier compromiso, fiesta o angelito y, claro está, llegar a cada compromiso con ropa nueva. Por supuesto, también hay que hacer regalos a todos los de nuestro círculo personal y obsequiarnos algo especial a nosotros, a nuestra pareja y los  hijos. El problema con este escenario es que en el plano financiero, después de que pase el mes estarás igual que antes o quizá un poquito peor, pues posiblemente acumularás deudas para cumplir con todo.  Si esto es lo que tienes en mente o lo que sabes que termina sucediendo cada año, piénsalo bien y ábrete a otros escenarios.

Limpié pero tuve que gastar

Aquí sucede que en cuanto cobras el doble sueldo saldas la tarjeta. Te sientes muy bien, por fin hiciste algo totalmente responsable y financieramente correcto; pero las dejas ahí, no pides su cancelación ni su carta de saldo. ¿Por qué? ¿Para qué? Diciembre está aquí y de seguro tendrás que usarla de nuevo. Y aunque da un alivio increíble por fin conseguir dinero para salir de ella de un solo pago y que tu sueldo vuelva a ser tuyo, también desmoraliza que en enero la misma tarjeta que saldaste vuelva a tener balance y allí empieza de nuevo el ciclo. Para este grupo de personas, lo mejor sería cobrar el doble sueldo y separarlo para seguir consumiendo con la tarjeta pero con medida, así cuando acabe diciembre, el monto de doble sueldo da para saldarla y empezar el año con cero deudas de tarjetas.

Partidas múltiples para localizar mi dinero

Publicidad

A quienes les gusta buscar balance, de seguro le gustará este escenario. Las partidas múltiples implican una distribución de ingresos balanceada entre pago de deuda, inversión, ahorro y gasto navideño. Una forma justa de hacerlo sería asignarle 25% a cada partida. La desventaja con esta situación es que como sólo estás repartiendo 1/4 de tu doble a cada objetivo, es posible que los mismos de manera individual no sufran un gran cambio por sí solos; es decir, no tendrás cuotas de préstamos grandemente reducidas ni inversiones que te aumentan tu flujo de caja de manera significativa. Lo bueno de este escenario es que le das participación a cada parte de la rueda del dinero, partes que quizá tenían hasta un año descuidadas.

Pagador extraordinario

En este mes pagar siempre será mejor que gastar, ya que cuando pagas, tu estado financiero muestra que debes menos y posiblemente tu cuota se reduzca. Esto da como resultado que tu costo financiero para el 2016 sea menos. Ahora, ¿por qué esto es tan importante? Porque financieramente lo ideal es que llegue un momento donde nuestras deudas personales sean cero y lo que pagas de cuotas mensualmente esté disponible para ti para que así aumentes tu calidad vida. De hecho, pagar tus deudas de consumo es casi siempre la mejor inversión ya que el interés de lo que estás abonando por préstamos estará por encima de las inversiones que hagas en certificados financieros y en bonos. Para poder utilizar el escenario del pagador extraordinario en todo su esplendor, calcula al día de hoy cuánto debes, cuánto te falta para terminar de saldar tus deudas, y si hicieras un compromiso de no endeudarte más hasta pagarlas todas, en cuál mes y de qué año estarás oficialmente libre de ellas.

Ya sea que prefieras eliminar tus deudas y recuperar poder de compra, vivir con balance y distribuir equitativamente todo tu doble, saldar las tarjetas para empezar desde cero, o cumplir con los compromisos que trae diciembre, algo diferente que puedes hacer este año es recordar lo realizado en los anteriores y ver hacia dónde eso te ha llevado. Si te ha llevado cerca de donde quieres estar, pues repítelo, de lo contrario prueba con algo diferente. Quizá este sólo paso te prepare para las nuevas sorpresas que de seguro el 2016 tiene para ti.

Síguele la pista

Felix Rosa realiza talleres de coaching financiero grupal. La idea central es cambiar tu mundo financiero de por vida, obteniendo en cada sesión todo lo que necesitan saber sobre finanzas, mientras van tomando decisiones y acción con seguimiento y guía. Las sesiones son mensuales de 2 a 3 horas con teoría, práctica, tareas y lecturas. Para enterarte de los cupos en este mes de diciembre y el próximo año, síguelo en @coachfelixrosa 

 

 

Publicidad