Arte Berri es una idea original de la destacada dama de la plástica nacional, Amaya Salazar, quien desde siempre ha creído que los artistas deben contar con un espacio donde exhibir sus trabajos. Platicando acerca de este proyecto con su sobrina Bingene Armenteros, que desde pequeña pasaba largas horas en su estudio, viéndola pintar y crear esculturas, deciden materializarlo. Y así, un 10 de noviembre de 2005 nace esta galería de arte localizada en una casa del siglo XVI de la Zona Colonial. Desde entonces, una agenda cultural para beneficiar a los amantes del arte, artistas y coleccionistas, entre otros, ha sido su norte, y hoy, a diez años de su inauguración mantienen en pie este firme propósito.

Si hacemos un viaje al pasado, diez años atrás, ¿qué diferencia al Arte Berri de aquel entonces del actual? En esencia seguimos teniendo los mismos objetivos: promocionar la cultura a través de exposiciones diferentes y únicas, conferencias impartidas por destacadas personalidades del ámbito nacional e internacional, y actividades de interés para la comunidad artística en general. Te diríamos que, entendiendo las necesidades del mercado de nuestro país, somos más selectos en nuestro programa. En vez de hacer varias exposiciones al año nos concentramos en hacer actividades puntuales y que verdaderamente marquen la cultura en de nuestro pais.

Publicidad

¿Cómo no sucumbir en el camino en un país como el nuestro, donde las políticas culturales no están bien cimentadas? Es una lucha constante. Existe poco apoyo a las artes plásticas, y no todos entienden el valor y la importancia de la cultura. Pero amamos y creemos en lo que hacemos. Nos da mucha satisfacción ver la acogida que tienen las actividades que organizamos.

Con esta celebración presentan la muestra «Vanguardia surreal», ¿de qué va? Organizamos una colectiva donde presentamos a los artistas Aniova Prandy, Ángel Urrely, Franz Caba, Jhonathan Rosa Marte, Bryan Hutchison, Indhira Hernández y Luis Hidalgo. Les pedimos que desarrollaran sus propuestas en base al título de la exposición. Por otro lado, tomando en cuenta que Salvador Dalí, posiblemente el artista surrealista más reconocido a nivel mundial, era muy amigo de Lluis Llongueras (en su época hicieron varias colaboraciones) conversamos con Patricia del Río y decidimos hacer una colaboración con el salón de belleza Llongueras, quienes, partiendo de las obras presentadas por los artistas, interpretaron su versión de cada una de las obras.

Misión. «Ser un centro que enriquezca a la comunidad artística-cultural, promoviendo artistas nacionales y extranjeros a través de exhibiciones, conferencias, blogs y subastas».

¿Cómo evalúan el mercado de venta actual en RD? En realidad falta mucho camino por recorrer. Las personas no valoran las obras como tal. La mayoría compra arte para decorar sus espacios cuando en realidad el arte va más allá de la decoración. Comprar arte es apoyar a la cultura, es dejar nuestra marca en la historia, es nuestro ser, parte integral nuestra.

¿Qué tipo de arte tiene más demanda entre los dominicanos? Todavía los cuadros son el medio más vendido en nuestro país y a nivel internacional. Si consultamos los resultados de las grandes casas de subastas, nos percatamos de que más del 70% de las obras vendidas son cuadros.

¿Es el arte una inversión? Definitivamente. Pero es mucho más que eso, es una experiencia. Es decir, el arte es una inversión económica pero también espiritual. Por esta razón, con los proyectos y exposiciones que organizamos no sólo buscamos exhibir obras sino transportar al público a un momento. 

¿Y el arte joven de nuestro país, que les parece? Nuestro país cuenta con muchos artistas jóvenes buenos que deben desarrollar su arte en todo el sentido de la palabra. Hoy, en el mundo digital que vivimos, los artistas pueden ver las obras y tendencias artísticas del presente y del pasado, desde su hogar. Deben ver para educar su mirada y poder desarrollarse como profesionales. Es importante que no se pierdan tratando de ser contemporáneos. La factura, el material, el concepto debe estar presente. Los artistas deben entender que para crear hay que trabajar y conocer el pasado del arte.

Publicidad

El recinto. «Arte Berri está dividida en cinco salones y un patio tipo español; espacios en los que aún se conservan el mármol, la madera y los ladrillos originales, que datan del siglo XVI».

¿Qué nos falta como nación, artísticamente hablando? Mucho, apoyo estatal principalmente. El Gobierno debe invertir, creer y promocionar el arte; idealmente una Ley de Mecenazgo que motive una vez más el coleccionismo. Falta que los coleccionistas de arte no tengan miedo de exhibir sus aservos para el disfrute de los demás. Falta más gente como las familias Bellapart, Perelló y León. Falta que el arte se ponga de moda.

¿Qué proyectos tienen en agenda? Tenemos muchas ideas. Gustamos de las colaboraciones con otros medios artísticos. Un ejemplo de esto es lo que recién realizamos con Llongueras. Estamos evaluando la posibilidad de preparar algo relacionado con la música, y por supuesto, seguir con las conferencias de arte. 

Dirección: C/ Hostos 105, Zona Colonial, Santo Domingo. Tel.: 829.343.4514. Web: www.arteberri.com.