Volviendo al tema del cuidado de la piel, debemos tomar en cuenta que dentro de este concepto existe un amplio espectro. Un nuevo producto, nuevos pasos, nueva rutina, etc. Junto a la ola de tendencias de hoy en día, discutimos un poco sobre la nueva estrella del espectáculo de la que todos hablan: Skin Cycling.

¿Qué es Skin Cycling?

El Skin Cycling es una rutina nocturna cíclica que se basa en abordar las diferentes necesidades de tu piel. Es decir, durante cada día de la semana tendrás una rutina noctura facial distinta. ¿Un poco loco, no? Este es un término popularizado por la dermatóloga neoyorquina Dr. Whitney Bowe. Ahora, ¿Por qué nace esta rutina? ¿Ya no teníamos suficiente con el slugging, con el Cicaplast, con el exfoliante químico de The Ordinary? Pues no, mi ciela. El cycling tiene como objetivo algo que no hemos visto antes, debo admitir: darle a tu piel un respiro de tantos activos, como son el retinol y los exfoliantes químicos.

Publicidad

¿Cómo puedo empezar a practicar el Skin Cycling?

Para comenzar, la Dra Bowe recomienda ”empezar con cuatro días”, como dice en su publicación viral de Tiktok. ¿Cómo se desglosa esto? Veamos.

Día 1: Exfoliación

  • Lavar la cara
  • Aplicar exfoliante químico. ”Prefiero que este sea químico a un scrub, pues así protegemos la barrera de la piel de productos muy abrasivos” comenta Bowe. Además, habla sobre elegir un exfoliante que puedas dejarte toda la noche, así actúa por más tiempo.
  • Aplicar una crema hidratante

Ojo: Otro pro tip que da la Dra es cuanto a exfoliantes químicos (y creo que cualquier producto para la piel) es el siguiente: Si quema, retíralo inmediatamente. Puede ser que tu piel no responda bien al producto o seas alérgico a algún ingrediente. Sin embargo, si sientes un leve cosquilleo que desaparece, entonces puede ser una bandera verde para su uso.

Publicidad

Día 2: Retinol

Aquí puedes optar por seguir los mismos pasos que el primer día y simplemente cambiar el exfoliante por el retinol. Pero, si eres nuevo al uso del retinol, te tenemos una micro-tendencia: El retinol sandwich. Y no, no se come (lamentablemente). Este método consiste en hacer lo siguiente:

  • Lavar la cara
  • Aplicar crema hidratante en zonas sensibles de la cara, como son el contorno de los ojos, la nariz y de la boca y espacir.
  • Colocar el retinol (no se necesita más del tamaño de una habichuela para esparcir) en puntos por toda la cara.
  • Por último, se sellaría el producto con un poco más de crema hidratante. Por eso el nombre de sandwich. Ja.

Día 3 y 4: Reparación

Por último, los días restantes son para hidratar y calmar la piel de cualquier potencial irritación. Por eso, solo necesitarás lavar la cara y aplicar la crema hidratante. Nada más, nada menos. Esto le da un descanso a tu piel de los activos utilizados en las dos noches anteriores.

Entonces, ¿Debería empezar a hacerlo?

Pues, sinceramente, aunque nos guste enbarcarnos en todas las tendencias de cuidado de piel a la vez, no hay que saltarnos un paso esencial: Consultar con un profesional en el área. Aunque los productos, métodos o técnicas no parezcan amenazantes, nunca sabrás por ti misma si son adecuados para tu tipo de piel a menos que hagas una consulta. Además, puede ser que resulten innecesarios de acuerdo a esto.

Así que con esta tanda informativa, les dejo esta advertencia.

Publicidad

Chau.