A todxs nos pasa. ¿Sientes que no encajas como un rompecabezas en la falda que compraste? Pero, tampoco tienes el expertise para saber el por qué.

¿Y si lo desglosamos? Es decir, tomamos en cuenta y comprendemos que existen diferentes tipos de cuerpos, donde el siguiente lema se cumple:

Publicidad

Para cada tipo de cuerpo, existe un tipo de falda.

Sí, me lo acabo de inventar. En fin, te ayudamos a averiguar qué estilo te conviene más dependiendo de tu estructura corporal.

Vayan en paz a conocer todo sobre esto.

¿Qué falda puedo utilizar según mi tipo de cuerpo?

Primero, pondremos en la mesa los diferentes tipos de cuerpo y los explicaremos un poco. Después, adjuntaremos la falda que sería tu perfect match.

Let’s go!

1. Triángulo Invertido

Este tipo de cuerpo quiere decir que tienes los hombros, el pecho y/o la espalda más anchos que tus caderas. Por estas características, puede proyectar un look naturalmente atlético a la vista.

Publicidad

Ahora bien, al tener tanto protagonismo la parte de arriba, la cintura y caderas pierden definición.

¿Y cómo arreglamos esto?

Las faldas para ti: Línea A, campana y tulipán

¿Por qué son tu match? Porque aportan volumen. Es decir, distraen un poco el peso de tu pecho y hombros y otorgan ese spotlight escaleras abajo.

Ojo, si tu objetivo es balancear, evita las faldas muy apretadas. Pues causarán el efecto contrario. También, un último tip, juega con los colores. Puedes usar colores más vibrantes en tu falda y dejar tu blusa o top neutro.

Puff. Magic.

2. Rectángulo

No os asustéis. Que cada vez que mencionan la palabra rectángulo, puedo oír a alguien diciendo: “¿Soy una nevera?” Y no. Aquí lo que queremos es acentuar la cintura un poco, pues no la tienes definida.

Y, sobre todo, queremos crear curvas.

Publicidad

No problem. Esto se arregla rápido.

Las faldas para ti: De tubo, con volantes, de sirena

Aquí, además de estos estilos en particular, las texturas, detalles y patrones son tu mejor amigo. Es decir, juega con diferentes cortes y demás para verte con más curvas.

Ya que esto, visualmente, ensancha la parte de abajo de tu cuerpo.

Tip extra: Si sientes la falda muy floja, invierte en correas para elevar tu look y lograr tu objetivo.

3. Manzana

O mejor dicho, legsss for dayzzzz. A ti las faldas te quedan bien por naturaleza. Pero igual te damos dos opciones.

OK. Este tipo de cuerpo es conocido por ser más redondo. Puede que tengas el cuello más estrecho y los pechos con más volumen. Y sobre todo, caderas estrechas.

Por otro lado, esto hace que tus piernas sean el personaje principal. ¡Sácale provecho!

Las faldas para ti: Arriba de la rodilla y abertura al lado

Las posibilidades son infinitas.

Pero, por encima de todo, evita usar faldas con muchos detalles y texturas pues agrandarán tu imagen. Permítete mostrar esas grandes piernas que tienes.

El tipo de tela de estas faldas deben sentirse flojas, o poco apretadas, para evitar la formación de bultos incómodos.

4. Reloj de Arena

Seguimos con el reloj de arena. Este es conocido por tener pechos y caderas casi del mismo tamaño. Y, por default, tu cintura es evidentemente más pequeña.

Las faldas para ti: De tubo, al bies y maxi

La idea es acentuar tu cintura y a la vez, hacer que dichas faldas abracen tus curvas. Por eso, faldas no tan cortas aportan la tela necesaria para que fluyas y deslumbres a todo el mundo.

5. Pera

Para mis pequeñas peritas, las caderas son evidentemente más grandes que los hombros y los pechos.

Aquí, dependiendo de tu objetivo, querrás disimular o otorgar protagonismo a tus caderas. Sin embargo, te damos tres opciones que indudablemente serán un fiel compañero en cada situación.

Las faldas para ti: Plisadas, línea A y al bies

Por eso, te traemos estas opciones que asegurarán tu comodidad.

Ojo, si estás en medio de dos tipos de cuerpo, no dudes en mezclar y experimentar con diferentes tipos de falda.

¡Buena suerte!